ANÉCDOTAS DE UN SUPERVISOR DE DOBLAJE, con Miguel Ángel Poveda

¡Fue emocionante! Hace unos días me aguardaba en el piso bajo de un bar una de las charlas que más he disfrutado nunca. Los dos atascos a la entrada de Madrid me obligaron a tomar asiento en una de las posiciones más discretas de la sala… Allí ya hablaba Miguel Ángel Poveda, supervisor de doblaje. Solemos reducir el concepto doblaje a una tarea entre actores, pero participan en ella muchos más, como traductores, técnicos de sala, distribuidoras, productoras, estudios y, por supuesto, supervisores. Escuchar el testimonio de todos resulta igual de estimulante porque cada uno aporta su visión dentro de esta cadena de montaje.

poveda

¿Y de qué se encarga un supervisor? Él, junto con el director de doblaje, son los padres del producto: ambos se ocupan de que su niño salga a la calle impecable. No obstante, es él quien en jerarquía está por encima del director y sobre el que recae la responsabilidad última de calidad. Es un trabajo que lleva en ocasiones una carga de preparación que bien podría colmar la tranquilidad de cualquiera. Para mí fue muy grato compartir un rato con Miguel Ángel Poveda, uno de los supervisores más currantes y estimados –como se han molestado en hacerme saber luego– que haya habido en la profesión.

EL REY LAGRIMÓN 

La desesperación que Poveda sufrió con El rey león (1994) la relataba ya como un recuerdo agradable. Estuvo meses haciéndole pruebas a cantidad de niños para el papel del joven Simba sin dar con el adecuado. Parecía imposible estrenar la película hasta que una mujer llevó a su hijo al estudio después del colegio. La voz del pequeño Marc Porciello resultó ser idéntica a la original, pero hubo un problema que resolver, y es que el chico no era castellanoparlante. No sabía hablar, ni leer, ni escribir más que en catalán. Así que Antonio Lara, el director del doblaje, tuvo que leerle frase a frase y darle el tono exacto al niño para que lo repitiera como él lo había hecho.

Una mecánica sencilla que se complicó cuando Marc, que no era actor, tuvo que hacer una escena de mayor nivel emocional –pobre Mufasa–. El chico no seguía el ritmo de la interpretación y repetía continuamente sin éxito, momento en que su madre se encaminó hasta el atril y le pronunció en intimidad unas palabras. “No sé qué le diría que empezó a llorar como un descosido. El niño estaba verdaderamente descompuesto”, contaba Poveda, que no se paró a consolarle, sino todo lo contrario: “¡Graba! ¡Graba!”, le apresuraba al técnico de sonido. Unas sesiones de trabajo un tanto surrealistas que con mucho esfuerzo dieron un resultado inmejorable.

TARZA-ZE-ZI-ZO-ZÚN

La dificultad que se encontraron Poveda y el equipo con la grabación de la banda sonora de Tarzán (1999) de Disney no fue, como en el caso anterior, con un inexperto en la materia: incluso el mismísimo cantante Phil Collins puede no ser garantía de un trabajo impecable a la primera. “En un principio, Collins iba a componer la banda sonora; después se animó a hacer la letra y finalmente quiso interpretarla en inglés, español, italiano, francés y alemán”, comenta el supervisor.

poveda-2

La cuestión era que el cantante no sabía pronunciar el sonido de la j ni tampoco reproducir los ceceos, lo que hacía evidente al escucharlo que no conocía el idioma. Cómo se maquilló el problema demuestra una lucidez genial por parte de Miguel Ángel Poveda, que se quedó a solas en la sala para relajar al cantante –ya llevaban bastantes tomas– para a continuación grabar los sonidos /za/, /ce/, /ci/, /zo/, /zu/ en sus diferentes notas y de manera independiente con la idea de añadirlos a la pista de audio grande a modo de parche –el sonido /j/ se dejó por empastar peor–. Así, aunque Collins pronunciara corasón, después se obraría el milagro en la mesa de mezclas. ¡Ni se nota!

MALDITOS BASTAR… ¡YA, POR DIOS!

Cuando confiaron a Poveda la película Malditos bastardos (2009) exclamó un “no se puede doblar”. No es que no se pudiese, sino que el guion debía ser modificado de raíz para adaptarlo al doblaje. “Un 30% de la película estaba en inglés, el resto era alemán, francés e italiano. La gracia estaba en los equívocos que daban los lenguajes entre los personajes”, comenta. Habría que elegir uno de estos idiomas y sustituirlo por el español, ¿pero cuál? No hay ninguno predominante, y cualquier leve recreación suponía un cambio sustancial.

Se optó por que la película fuera hablada en español en su mayor parte, decisión que le costó a Poveda seis meses de reescritura de guion intentando no alterarlo más de lo preciso, con una productora y un Quentin Tarantino –director de la cinta– que devolvían cada nueva copia al supervisor plagada de notas y tachones. Los plazos de entrega se agotaban y Poveda tuvo que imponerse: “Dejadme hacer a mí. El coste del doblaje sale de mi bolsillo. Si no os gusta, no hay más que hablar”. Y así arrancó de una vez el doblaje, trabajando sobre un texto sin el beneplácito de Universal. Acabó siendo ésta la versión entregada y exhibida en su estreno, acto al que fue invitado el supervisor y cuya butaca coincidió al lado de la de Tarantino. Cuando terminó la película, veinte minutos de aplausos inundaron la sala de cine. El director se dirigió a nuestro amigo y dijo: “¿Tú eres el famoso Poveda? Buen trabajo”, palabras que él tomó como el mayor halago.

Y éstas han sido algunas de las anécdotas que compartió con nosotros Miguel Ángel Poveda, que dejan ver en claro las dificultades con que muchos doblajes, como tareas artísticas que son, entrañan en ocasiones.

— Diego García Castillo, 29 de mayo de 2016 —

[Segunda fotografía extraída de la página de Facebook de Silencio en la sala, organizadores del evento]

2 comentarios en “ANÉCDOTAS DE UN SUPERVISOR DE DOBLAJE, con Miguel Ángel Poveda

Responder a VOZBLAJE Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s